23 de febrero de 2007

La vía del canje sigue abierta


Me da ASCO de pensar como un grupo que lleva asesinando, secuestrando, violando, narcotraficando y robando por mas de 45 años a la población civil colombiana utilice a los secuestrados como un escudo para sus logros políticos ya que por la fuerza no ha logrado nada.

La guerrilla de las FARC se ha venido a menos en estos últimos meses, sus zonas de operación se reducen a zonas en las cuales es dificil llegar, pero el estado colombiano fiel en acabar con este flagelo los sigue combatiendo.

Las Farc son un grupo que aún viendo como otro grupo insurgente como el ELN busca una salida pacifica al conflicto, decide atacarlos y exterminar a todos sus miembros isurgentes que se encuentran en los llanos rientales colombianos.

Aquí esta el comunicado de Luciano Marín Arango, Alias: Iván Márquez (Jefe del bloque noroeste, remplazo al líder histórico fallecido de causas naturales en 2003 Efraín Guzman, ademaś es el cabecilla del bloque Noreste al mando de 1800 - 2500 hombres) publicado por Anncol el día de hoy justo 5 años del secuestro de la ciudadana Francesa y ex-candidata presidencial Ingrid Betancourt.

Ayuda a que me capturen y cobra 4.500SMLV

[Luciano Marín Arango, Alias: Iván Márquez*/ANNCOL]

La liberación de Ingrid Betancur y de todos los prisioneros en poder de las partes, pudo ser historia hoy, si Uribe hubiese accedido a desmilitarizar los municipios de Florida y Pradera.

Sólo su obstinación sin sentido los mantiene en cautiverio.

Se trataba de un despeje por 45 días para facilitar el acuerdo de canje humanitario y disponer de un escenario seguro para entregar y recibir. La necesaria presencia guerrillera, garante de la seguridad de los voceros insurgentes, fue convertida por Uribe en insalvable obstáculo artificial. Con toda certeza, no le habría ocurrido nada al país, y hasta se habría avanzado en la exploración de salidas políticas a un conflicto social y armado de medio siglo.

Pero Uribe no está programado por los gringos para gestos de humanidad. Contra el canje está atrincherado tras los más absurdos pretextos: que afectaría su política de seguridad, como si su descrédito fuer! a poco. Que los guerrilleros liberados no deben regresar a la ! montaña. Que no intercambia terroristas y bandidos por ciudadanos de bien... en fin, la soberbia hirsuta que enceguece.

A finales de año pasado se había comprometido a despejar sin condiciones a Florida y Pradera, pero cuando la guerrilla le "cogió la caña", retrocedió. El infame pretexto fue la detonación de una bomba en la Escuela Superior de Guerra del ejército en el Cantón Norte de Bogotá. Infame porque el ejército nunca ha dejado de atacar y bombardear a la guerrilla, y porque tampoco existía un compromiso de cese al fuego o tregua que obligara a las FARC y al Estado colombiano.

A pesar de todo, por parte de las FARC la vía del canje sigue abierta. Sólo se requiere el despeje en los términos expuestos y que el país muy bien conoce.

Los engaños y cortinas de humo de Palacio han empezado a fatigar a todo el mundo. No tiene pies ni cabeza el reciente cuento de Uribe a Le Figaro de Francia, según el cual Ingrid Betancur estaría reten! ida en un país vecino. Y el rescate militar es sencillamente una irresponsabilidad. Lo del señor de Chambacú, actual Ministro de Relaciones, fue sólo una suerte entre mil. Eso está claro y por eso la mayoría de los analistas lo entiende así. En lugar de rehuirle, debiera Uribe mirar de frente al canje.

*Integrante del Secretariado de las FARC-EP
Montañas de Colombia, febrero 23 de 2007



2 Observaciones:

Lord dijo...

El panorama es simple:

A)La guerrilla es la enemiga numero uno del pueblo colombiano; asesinan indiscriminadamente, secuestran, cometen sanguinarios actos de terrorismo, y trafican drogas en proporciones que darian envidia al mas despiadado de los capitalistas.

B) Los familiares de los secuestrados hacen lo que es natural para ellos: defender la libertad y la vida de sus seres queridos. Eso no quiere decir que tengan la razon - al menos en lo que respecta a los intereses de la nacion.

C) Ni el presidente (el que este de turno) ni las fuerzas armadas tienen la culpa - ellos no estan cometiendo los secuestros. Por el contrario es deber del estado brindar la proteccion a sus ciudadanos pero PROCURANDO defender la seguridad integral del territorio nacional.

El presidente no puede acceder a ofrecimientos que evidentemente son malintencionados y altamente peligrosos. Si la guerrilla tuviera intenciones serias de entregar a los secuetrados ya lo hubieran hecho - es solo dejarlos ir.

Sapiens dijo...

Gracias Lord por tu comentario

Es muy atinada tu observaciòn acerca del flagelo de los secuestrados.

El balòn ahora se encuentra en el terreno de la guerrilla y estos aùn con su actitud de egoistas al dolor humano.

La pregunta es, cual serìa el compromiso de las FARC en un posible "Intercambio Humanitario"?

Text Widget

Text Widget

IP
Map IP Address